Diana Fernandez Coach Espiritual Meditac

HACER LAS PACES CON NOSOTROS MISMOS


Este podcast desea marcar para ti un nuevo comienzo. Asi es, un comienzo en el que haces las paces contigo mismo.

No se si lo haz notado pero gran parte del sufrimiento que llevamos a cuestas es por el entrar en conflicto con nosotros mismos. Nuestra cabeza nos inflige constantemente culpas, culpas constantes las cuales no nos permiten ser libres y vivir la vida como la deseamos vivir, con sus altas y bajas.

NECESITAMOS HACER LAS PACES CON NOSOTROS MISMOS

Suscríbete aquí y recibe los audios gratis!

No tardas en salir, disfrutar de un helado para que tu cabeza te diga que no te lo comas, que te vas a engordar, que te hara daño, etc. A lo que tu respondes con miedo y quedas castigado bajo lo que dice tu cabeza. No tardas en salir a explorar tu vida, a celebrar y tu cabeza te dice que es malo. No tardas en dormir porque tu cuerpo necesita descanso y tu cabeza te dice que no, que debes trabajar, que que haces allí acostado, que salgas a hacer algo productivo.

Entonces sales corriendo de tu cama y vas a trabajar, o a limpiar el carro, la casa, lo que sea con tal de quitar el remordimiento de consciencia que sientes y cuando lo haces, no tarda tu cabeza en decirte que estas trabajando mucho, que nunca disfrutas.

La verdad es que al escuchar la cabeza y dejarnos llevar por todo lo que nos dice, estamos en guerra con nosotros mismos. Por alguna razón se siente como si todo lo que hiciéramos está mal. Antes de hacerlo, la cabeza nos dice que lo hagamos y cuando lo hacemos, nos dice que está mal.

Entonces, entramos en guerra con nosotros mismos y así creeme es muy difícil que llegue el amor propio y la aceptación. Imaginate como te puedes amar, si todo lo que haces lo haces mal y como puedes amar a otros si utilizas la misma cabeza para determinar lo que los otros hacen!

Estos pensamientos que haz dejado que dirijan tu vida creen que tienen el control sobre tu vida. Parecen un detective en busca de errores que no descansa en encontrarlos una y otra vez y tu le sigues.

Sé que a veces suena muy cómico como nos dejamos llevar a merced de todos los pensamientos que ocurren en nuestra cabeza pero la realidad es que si no paramos de escucharla, seguiremos en constante conflicto todo el tiempo.

Si reímos está mal, si lloramos está mal. Si sentimos placer está mal, si sentimos dolor está mal. Este es el sufrimiento, no es lo que hacemos o sentimos sino todas las etiquetas emocionales y juicios que le agregamos a esto.

Lo que sucede es que nuestra cabeza simplemente está en un juego entre el deseo y la resistencia y tu, si te dejas llevar por ella, estás atrapado en su juego. Nuestra cabeza cree que no seremos capaces de tomar decisiones correctas y no nos deja crecer. Es como esos padres sobreprotectores que no dejan que sus hijos tomen decisiones solos porque no serán capaces. Así es tu cabeza.

Así que es el momento de hacer las paces contigo mismo y RESPALDAR todo lo que haces, sientes, vives, experimentas, dices. ASI ES TOTALMENTE. Como cuando creces y dices ahora puedo ser independiente y si me caigo, aprenderé y me levantare, pero respaldare mi ser totalmente.

Aún si cometes errores, los tendras que aprender, recuerda que el verdadero aprendizaje nunca va antes de la experiencia, va después. Luego puedes actuar diferente, pero mientras haz decidido hacer algo, respaldate a ti mismo.

No con tu cabeza sino sumergiéndote totalmente en la acción que estas realizando, viviéndola al máximo, por pequeña que sea. Y si tu cabeza aparece con sus comentarios, simplemente la observas en silencio y continuas con tu acción. Cuando la observas en silencio notaras que una presencia mas grande que tu cabeza comienza a tomar control de tu vida. Te comienzas a liberar.

Así que si te comes un helado, deja las teorías, los miedos a un lado y disfrutalo totalmente y déjalo ir. Si estas descansando, vivelo totalmente y déjalo ir. Si estas trabajando, vivelo totalmente y déjalo ir. Si estas celebrando, vivelo totalmente y déjalo ir. Si estas llorando, vivelo totalmente y déjalo ir. Si estas riendo, vivelo totalmente y déjalo ir. Cuando vives haciendo las paces contigo mismo eres libre. Vives y dejas ir. No cargas recuerdos ni expectativas porque cada momento tiene su intensidad, su color, allí estas viviendo realmente, tal vez por la primera vez.

El verdadero camino espiritual no busca que seas perfecto, eso es de la cabeza con sus miles de complicaciones. El verdadero camino espiritual busca que seas tú, en tu totalidad, que te acompañes en tu camino ahora y siempre.

Ver:

Como vivir más tranquilo

Cada momento tiene valor

Recibe tu meditación gratuita

El poder de la oración

#espiritualidad #propositodevida #mindfulness #vivreenelpresente #presente

© Diana Fernandez

  • 128_Youtube Diana Fernandez Coach Espiri
  • 128 Facebook Diana Fernandez Coach Espiritual
  • 128_Instagram Diana Fernandez Coach Espiritual

Todos los derechos reservados