Descubre tu poder interior

CÓMO APRENDER A VENCER EL MIEDO?

Todos deseamos no sentir miedo. Sin embargo, esta emoción la podemos utilizar para nuestro beneficio si aprendemos a conocerle íntimamente por lo que realmente es y así permitir que se disminuya poco a poco o que desaparezca totalmente.

 

APRENDER A VENCER EL MIEDO

 

Es un poco irónico pero, cuando conoces el miedo dejarás de tenerle miedo. Una vez está en tí, está el reconocer que harás con el.  Desde mi experiencia personal, y después de vivir y lidiar con el miedo tantas veces, he aprendido que tenemos varios caminos, estos han sido mis aprendizajes:

 

1. RESISTIR EL MIEDO

Si resistes el miedo, estás negado su existencia. Evitas vivir en el presente. Estás tratando de evadir un monstruo que está frente a tí y que impide que avances. Al resistirlo, inevitablemente creas sufrimiento. Inevitablemente sientes que no hay salida, no hay escape y te sientes sin poder para verle al mismo tiempo deseando que no esté.

 

Esto es RESISTENCIA, no querer verle. Es como si cerraras fuertemente tus ojos y no lo ves, pero cuando los abres aí está. Al resistirle, este persistirá pues no haz hecho nada para eliminarle. Entonces, el resistir realmente NO ES OPCIÓN que te ayudará a vencer el miedo.

 

2. RECONOCER EL MIEDO Y PARALIZARTE

Aunque es similar al anterior, tu comportamiento aquí no es ni siquiera de Resistencia. Es un comportamiento de inmovilidad total. Aquí el miedo si que te ha paralizado por completo.

 

Lo reconoces, sabes que está ahí pero lo sientes tan fuertemente que te haz quedado como una estatua. Haz paralizado tu energía ante este gigante y mientras no hagas nada al respecto, esto no cambiará. Te sentirás como el niño amenazado en un rincón, sin fuerzas para moverse.

 

Entonces, el no hacer nada a pesar que sabes que el miedo está ahí NO ES UN OPCIÓN que te ayudará a vencer el miedo.

 

3. RECONOCER EL MIEDO Y AUMENTARLO

En este caso, haz reconocido el miedo, sabes que está ahí pero en vez de acabar con él lo que haces es aumentarlo.

 

Aquí sientes miedo, el monstruo se te aparece y ya no resistes diciendo “no quiero que estés aquí, no existes” o tampoco te quedas inmóvil y sin fuerzas ante él. En este caso lo reconoces y lo haces aún más grande de lo que es.

 

Aquí comienzas a buscar frases, emociones y comportamientos que realmente te dejen lo más débil y atemorizado posible. Uno de los ejemplos más comunes son las suposiciones, en las que al sentir miedo lo que haces es imaginar escenarios trágicos, peores a lo actual y aún más lo acompañas de emociones y se los cuentas a todo el mundo!

 

Entre más grande haces el miedo, más pequeño y débil te vuelves. Lo contrario también sucede. Entonces al incrementar tu drama porque ha aparecido un miedo, allí si que vas por la vía incorrecta. Pues el miedo no sólo está allí sino que ahora tendrás que acabar con un gigante más grande que haz creado. Por lo tanto esta NO ES UNA OPCIÓN que te ayudará a vencer el miedo.

Ver:

Como disminuir la ansiedad

Como seguir mi intuición

 

4. RECONOCER EL MIEDO POR LO QUE ES

Este es muy diferente al punto 2 en el que te paralizas totalmente. Aquí ya vas avanzando por el camino correcto para vencer el miedo.

 

En este caso lo que haces es reconocer que el miedo está ahí. Es como una aceptación donde te dices “reconozco que es miedo lo que estoy sintiendo en este momento” Puedes sentir la diferencia? Ya no es tan debilitante como anteriormente cuando tal vez dirías “No hay nada por hacer!”

 

Al reconocer que es miedo lo que sientes, que es una emoción que se ha manifestado en tu realidad y que debes estar dispuesto a lidiar con ella entonces te armas de fuerza. Ya no la resistes, ya no te paraliza ni la agrandas. Ahora estás listo para emprender el cambio y continuar a pesar del miedo.

 

Una gran ventaja en este camino es que por lo menos no te debilitas más, no aumentas el drama y comienzas a enfriarte un poco actuando con cabeza fría. Si aprendes a meditar comenzarás a tomar las cosas como lo que son y reconocerás los juegos de tu mente al tratar de exagerar las situaciones (Descarga aquí mi meditación gratuita).

 

5. RECONOCER EL MIEDO Y ACTUAR AL RESPECTO

Aquí si que eres un guerrero espiritual. Aquí:

 

- Primero, haz reconocido conscientemente que es miedo lo que sientes. No haces nada para agrandarlo, alimentarlo o resistirlo. Este ya es un gran avance.

- Y segundo, harás lo necesario para cambiarle.  Y cómo puedes cambiarle? Continúa leyendo…

 

VENCER EL MIEDO DEFINITIVAMENTE

 

Una vez haz reconocido el miedo y estás en modo proactivo te sientes con fuerza para enfrentar el cambio. Transformarás esa energía en algo beneficioso y productivo para tu vida cambiando tu vida para bien.

 

La manera de vencer el miedo definitivamente será al reconocerlo por lo qué es:

 

1. EL MIEDO COMO MECANISMO DE ALERTA

 Muchas veces los miedos pueden ser mecanismos de alerta. Esta alerta viene porque haz recibido con anterioridad una información real que hará que no sientas dolor. Por ejemplo, si sabes que si pones la mano en el fuego, el miedo te hará reaccionar antes de hacerlo y así evitarás quemarte.

 

Así que lo primero en este caso, es dejar de llamarle miedo y cambiarle su nombre por MECANISMO DE ALERTA. Es ese sentimiento que te avisa que no lo hagas porque te puedes lastimar. Tu cerebro lo ha incorporado de esta manera y afortunadamente te avisa a tiempo.

 

Es simplemente información en tu cerebro que previene que sientas dolor. La clave está en conocer que es un mecanismo de alerta y dentro de él observar si es una alerta a la que le debes prestar atención o no.

 

Escucha estos mecanismos de alerta y decide si es fundada o no.

 

Cuando es una alerta “Fundada”

Es porque realmente no debes poner la mano en el fuego porque te quemarás. En este caso, agradece a tu mecanismo por haberte protegido y obviamente, no pongas la mano en el fuego.  Aquí no haz perdido tu fuerza y haz vencido el miedo.

 

Cuando es una alerta “Infundada”

Es cuando hay algo que debes tu ensenarle a tu mecanismo que esta vez es diferente. Ves como te empodera? Es cuando un patrón viejo ya no te sirve. Un ejemplo es el volver a confiar. Tal vez te hirieron en el pasado y tu mecanismo de alerta te avisa una y otra vez que te lastimarás.

 

Sin embargo tu sabes que puede ser diferente esta vez, que el 99% de la gente que conoces es buena y puedes confiar. Entonces, es tu turno de agradecer a tu mecanismo de alerta por su información y con tus nuevos actos demostrarle que esta vez es diferente. Aquí haz vencido el miedo de raíz.  

 

2. EL MIEDO COMO MECANISMO DE SUPERVIVENCIA

En este caso, el miedo aparecerá ya que quiere a toda costa asegurar tu supervivencia. Es un instinto que llevamos desde antes de vivir en las cavernas y nos ayudaba a protegernos de los depredadores en nuestro entorno.

 

Lo primero que puedes hacer es reconocerle por lo que es y dejarle de llamar miedo por MECANISMO DE SUPERVIVENCIA y nuevamente examinar si es fundado o infundado y actuar acorde.

 

Aquí es muy importante evaluar con cabeza fría hasta que punto tu supervivencia está en juego. No es que el león te va a atacar, pero si puede ser que te sientas totalmente debilitado y destruido al final.

 

Cuando tu supervivencia es “fundada”

Un mecanismo de supervivencia fundado es con frecuencia cuando se nos ataca nuestra integridad como seres humanos en cualquier forma y allí el mecanismo de supervivencia nos avisa “aléjate” “cambia tu vida ahora” “establece tus limites”. 

 

Así que el “miedo” a ser agredidos nos está diciendo ACTÚA y sobrevive. Este mecanismo de supervivencia es maravilloso porque siempre quiere que estemos bien. Así que solo resta, entender lo que sentimos y actuar acorde.

 

Cuando tu supervivencia es “infundada”

Recuerda que no solamente existen extremos, muchas veces es de ajustar nuestras situaciones. Un ejemplo muy claro es cuando queremos alcanzar un sueño. Allí el mecanismo de supervivencia puede aparecer  pues muy comúnmente deberás tomar riesgos.

 

Aquí puedes analizar tu situación a cabeza fría y decidir hasta que punto estás consciente de tus consecuencias al tomar los riesgos y hasta que punto deseas asumirlos.

 

Así lograrás hacer reajustes y balancear tus actos de tal forma que te sientas cómodo tomando riesgos y al mismo tiempo asumiendo tu responsabilidad al respecto. Igualmente puedes analizar las ganancias que obtendrás al tomar los riesgos y sentir la fuerza que esto te puede dar para así asumir las consecuencias al respecto. Entonces, haz manejado el mecanismo de supervivencia y haz vencido el miedo.

 

Si entiendes y actúas al respecto de lo que llamas miedos, entenderás que el miedo en sí no existe, solo hay mecanismos de alerta o supervivencia.

 

3. APRENDER A SOLTAR

Aquí definitivamente mi consejo final. Muchas veces el miedo aparece porque estamos resistiendo que algo pase y estamos apegados a un resultado específico. Mi mayor consejo: Aprende a soltar

 

Entrega a una fuerza superior tus miedos, ora y explica lo que sientes y déjalos ir. Tu no tienes porque controlarlo todo, entonces es el momento de acudir a una gran ayuda. (Ver: Oración para soltar)

 

<<Anterior ... Siguiente>>

Me gusta!
Please reload

MAESTRÍA DE VIDA

 Un programa creado desde la Esencia

Maestria de Vida 2.jpg

Comienza de nuevo en sanación, equilibrio y empoderamiento

VIVIMOS EN PILOTO AUTOMÁTICO

NO DEJES LA VIDA PASAR

5 PREGUNTAS PARA VOLVER A TU AUTENTICIDAD

1/10
Please reload

​MÁS DEL BLOG...

© Diana Fernandez

  • 128_Youtube Diana Fernandez Coach Espiri
  • 128 Facebook Diana Fernandez Coach Espiritual
  • 128_Instagram Diana Fernandez Coach Espiritual

Todos los derechos reservados